viernes, 3 de abril de 2015

Adelantamientos míticos (II)


Circuito de Spa-Francorchamps, 27 de Agosto de 2000. Mika Häkkinen llegaba a la prueba como líder del campeonato con tan sólo 2 puntos de diferencia sobre Michael Schumacher. Estaba en un momento dulce, su victoria en Hungaroring 15 días antes parecía encarrilar el campeonato, y la holgada pole position lograda el día anterior sería la mejor forma de comenzar la carrera. El día amaneció fresco y lluvioso, y a la hora de la carrera la pista estaba inundada. Detrás de Mika en parrilla estaba Jarno Trulli con su Jordan, como especialista a una vuelta el italiano había logrado colocarse en la primera fila. La segunda fila estaba compuesta por un sorprendente Jenson Button con Williams BMW y Michael Schumacher con Ferrari, que tras una complicada sesión de calificación saldría lejos de su archirival por el título.
Ante la peligrosidad de la pista debido al agua y a la mala visibilidad, Charlie Whiting optó por dar la salida bajo la protección del Safety Car. Mika sólo esperaba que el tiempo mejorase como anunciaba el parte meteorológico, ya que había optado por configurar su McLaren MP4/15 con reglajes de seco. En cambio, Michael deseaba que la lluvia se mantuviese por más tiempo porque los reglajes de su F2000 eran de mojado. Sabedor de la inferioridad de su Ferrari en este circuito había optado por algo diferente y de momento había acertado de lleno. Ross Brawn y él habían barajado momentos antes de comenzar la carrera salir con neumáticos de seco, pero el riesgo era demasiado grande porque ninguno de sus rivales lo iban a hacer y el campeonato estaba en juego.
 
 
 
Mika dio caza a su rival a 5 vueltas del final. Se acercó mucho a él en el Bus Stop, pasaron por la línea de meta, volvió a ganarle unos metros en La Source, luego vino el Raidillon, Eau Rouge y enfilaron la recta de Kemmel casi pegados con Mika en el rebufo de Michael. Los aficionados estallaban de emoción al escuchar los bramidos de los V10, viendo como las dos estrellas del mundial se jugaban el mismo de una manera épica. Michael se protegió colocándose en el centro de la pista, por lo que Mika giró rápidamente a la derecha para adelantarle pero Michael le cerró inmediatamente mandándole a la hierba a casi 300 Km/h. Mika frenó y se colocó tras el piloto de Ferrari que ya estaba en la trazada de la frenada de Les Combes. Michael había sido muy duro, iba a vender muy cara su derrota y Mika lo sabía. Sabía que iba a necesitar algo muy especial para pasarlo, tendría que volverlo a intentar en el mismo sitio en la siguiente vuelta, pero esta vez tendría que hacer La Source perfecta y luego tratar de hacer Eau Rouge a fondo para poder pasar a Michael en Les Combes. Y eso es lo que hizo.
Mika alucinó con la potencia con la que salió después de tomar Eau Rouge a fondo, el coche era un misil y se acercaba a Michael más rápido que en la vuelta anterior. Levantó la vista y vio que delante de Michael había un piloto doblado, era Ricardo Zonta con su BAR. El brasileño se dio cuenta de las banderas azules y al mirar por ambos retrovisores vio que Schumacher y Häkkinen venían a toda velocidad, por lo que decidió quedarse en el centro de la pista, dejando la trazada seca para los líderes. Michael aprovechó hasta el último milisegundo de rebufo del doblado y pese a que la curva que venía era a derechas optó por tomarla en la trazada y se dispuso a pasar a Zonta por la izquierda. Häkkinen no se lo pensó y giró a la derecha pasando a Zonta por la zona húmeda ¡tenia a Michael en paralelo! Michael alargó todo lo que pudo su frenada en la zona seca, Mika también lo hizo pero en la zona húmeda ¡Le había ganado el sitio! ¡Había adelantado a Michael! Mika entró en Stavelot con las piernas temblando de emoción, Michael estaba en sus retrovisores. Ya nadie le iba a parar, tenía la carrera en el bolsillo.
 

Mike Häkkinen era dos veces campeón del mundo, mientras Michael también, pero no todavía con Ferrari. Recuerdo ese pódium muy bien, con el siempre serio Mika, exultante en el pódium con los dos hermanos Schumacher como segundo y tercero.
 
Os dejo con el vídeo del mítico adelantamiento.

 

2 comentarios:

  1. Si señor, uno de los últimos adelantamientos más recordados y más impresionantes, y además en Spa. Qué gran piloto era Häkkinen y que cochazo tenía entonces. Me recuerda, ya que hablamos de adelantamientos, esos otros que Schumi NO pudo hacer contra Alonso cuando fue por primera vez el español campeón del mundo (no recuerdo ahora el (o los) grandes premios.
    Abrazos,
    JdG

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Javier de Gregorio: Es que tiene encima el ingrediente del doblado, que es un espectador de lujo. Mika Häkkinen para mi se retiró demasiado pronto y era mejor piloto que Schumi, más limpio.
      Schumi vió que por fin tenía un rival de verdad con Alonso, después de tener durante cinco años de rival a su compañero de equipo, osea nada.
      El que dices, fue en San Marino, 10 vueltas que no pudo pasar al campeón español, brutal.

      Abrazos.

      Eliminar

Follow by Email